Las cartas sobre la mesa

IMG_20160107_150436

Es verdad que hay muchos tipos de cartas, como también hay muchos tipos de escritores. Leerlas y conocerlos es uno de los placeres más grandes de la vida.

IMG_20160101_200934

Tengo la suerte de dedicarme a lo que me gusta: escribir y enseñar. Lo solitario de lo primero lo equilibro con lo colectivo de lo segundo; no sabría vivir si me quitaran una de las dos cosas, sería como vivir en una noche eterna o un día sin fin.

Cuando escribo, me sumerjo en mí mismo; cuando imparto talleres de escritura o doy clases de español, me zambullo en los demás. Es una experiencia fantástica que alguien te deje nadar en sus aguas y también una responsabilidad: como viejo lobo de mar que comienzo a ser -los cincuenta ya asoman por mi carné de identidad- le tengo respeto a los mares ajenos, a los océanos de los demás, respeto que procuro no sea paralizante, si no que poco a poco se convierta en complicidad, en cercanía. Porque todo el mundo tiene cofres y corales en su fondo marino y me siento un privilegiado por acompañar a las personas a explorarlos, a sentirme tan libre como ellos, a sufrir sus tempestades y naufragios y  a alegrarme de sus descubrimientos y viajes.

A veces, estar personas te sorprenden, te emocionan. Sin pedirte permiso cambian las reglas del juego y se sumergen en ti. Y así,  Nico, Marga, Ana, Cristina y Amor, Carmen, Mª Jesús, Pilar y José Luis me escriben unas cartas. A mano, o mejor dicho, con el corazón en la mano. Mejor dicho aún: con mi corazón en su mano.

IMG_20160101_195255

Qué cosa tan estupenda es recibir una carta. Es un beso de tinta, un abrazo disfrazado de rectángulo. Elegante y personal. Cercano e imborrable.

IMG_20160101_195241

Decía Fernando Pessoa aquello de que todas las cartas de amor son ridículas, pero no hay nada más ridículo que no haber escrito nunca una. De amor o de amistad, hay que escribirlas. Y por supuesto, recibirlas.

IMG_20160101_195303

Por si fuera poco hoy, uno de enero de 2016, subo mi post número cien al blog de esta forma tan especial, tan inesperada y emotiva.

IMG_20160101_195245

Gracias por este precioso regalo. Por compartirme y compartirnos.

IMG_20160104_141012

(Baraja literaria de Nórdica Libros, ilustraciones de Fernando de Vicente)

CompartirTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

4 Comentarios

  1. Cristina Gil.

    1 enero, 2016 at 21:46

    Me da pudor escribir un comentario, pero no puedo dejar de expresar lo que pienso. “Lo que yo decía. Eres especial.

  2. Nicolás Pérez

    2 enero, 2016 at 13:06

    Abrazos disfrazados de rectángulos. Qué bueno profe. Y qué cierto. Cuando por estas fechas me he puesto a escribir cartas, he notado una sensación muy agradable de cercanía, de presencia del destinatario.
    Puedes sentirte, desde luego, causante de esta idea. Y aunque, como dices, cada uno tiene su arcón escondido que a veces hasta te impide escribir, aunque tu profe te presione, siempre hay lugar para unas palabras de esas que no se lleva el viento. De esas que, encerradas en un sobre, migran para derramarse en las manos que uno qiisiera apretar.
    Gracias Augusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*