Cuando bostezó, el libro todavía estaba allí.

bostezos